ED. LA PALMA colección:eme

eme ::: ESCRITURA DE MUJERES EN ESPAÑOL

Pilar Martín Gila y José Luis Gómez Toré en Tam Tam Press

 Por Tam Tam Press

Pilar Martín Gila con Nuria Ruiz de Viñaspre, poeta y directora de la Colección Eme, en la Fundación Centro de Poesía José Hierro.

Reproducimos algunos fragmentos del texto leído por José Luis Gómez Toré, el pasado miércoles 19 de noviembre, durante la presentación del poemario “Otro año del mundo”, de Pilar Martín Gila, en La Central de Callao (Madrid). Y publicamos un pequeño poema del libro.

LA DUDOSA LUZ DE LA MAÑANA
(Fragmentos de un diálogo con “Otro año del mundo”, de Pilar Martín Gila)

Por JOSÉ LUIS GÓMEZ TORÉ

“Siempre mañana y nunca mañanamos” (Lope de Vega)

[…]

Noche y día articulan el libro que hoy tenemos entre manos. La primera parte (titulada “Der Erlkönig” en referencia al célebre poema de Goethe con el que Martín Gila establece un perturbador diálogo) nos ofrece una mirada nocturna. La segunda parte, “Tránsito”, aparece, por el contrario, bajo la luz solar de la mañana. Sin embargo, esta oposición no resulta tan simple y da pie a un simbolismo enormemente rico y ciertamente complejo. Ni el día es tan luminoso como parece, pues alberga su propia sombra, ni la noche constituye una mera oposición al día.

[…]

En el poema de Goethe el galope del caballo parece alejar al niño de la presencia que le amenaza. Ese es al menos el propósito del padre. Sin embargo, cabe recordar que, desde antiguo, el caballo, presente en numerosos ritos funerarios, ha sido asociado a lo subterráneo, a la oscuridad (por lo tanto, la noche y el caballo en cierto modo forman parte de la misma constelación simbólica), pero también a la muerte. Nos podemos preguntar así si el galopar del caballo aleja al niño de la amenaza mortal o, más bien, lo acerca a esta.

[…]

Con el mismo derecho reclaman al pequeño el padre y el rey de los elfos: el niño pertenece a ambos mundos, el de la luz diurna del adulto; el de la noche mágica, y terrible, del mito. ¿Quién cabalga en realidad? ¿Hacia dónde? Jinetes y montura se confunden, al igual que el umbral que se pretende cruzar y el propio viaje: “otro baile/ por el que se adivina el río/ en el cuerpo del caballo./ No encontrarás nada tan hermoso”.

[…]

La mañana que domina la segunda parte del libro sugiere la repetición cíclica entre el día y la noche, y sin embargo, se inscribe a la vez en un tiempo lineal. Desde este segundo punto de vista, el amanecer se presenta como un paso fronterizo, el hito que marca un camino sin vuelta atrás. La única forma de volver, si es que hay alguna, es aliarse con los peligrosos poderes nocturnos: “Siempre el que vuelve viaja de noche”.

La noche, y las criaturas que se encarnan en ella, parecen amenazar al niño en el poema de Goethe (también en el texto de Martín Gila) y, sin embargo, quizá la verdad acabe siendo la contraria: quien arrebata al niño de su infancia, quien en un sentido —más literal de lo que parece— mata al niño que hay en nosotros es el poder diurno, la luz de la razón, la edad adulta, ese umbral que una vez atravesado no podemos volver a cruzar en la dirección contraria. Es el mundo del padre, y no el del rey de los Elfos el que acabará robando al niño, obligándolo a dejar atrás ese mundo, terrible pero a la vez fascinante, de la noche.

[…]

Sería un error leer este texto como una recreación culturalista. También como una elegía por la niñez perdida, por más que en la segunda parte aparezcan imágenes ciertamente poderosas, como la de la cerillera, en la que se acusa la huella del célebre cuento de Andersen pero también de la versión operística de Lachenmann. Invocación, más que evocación de la infancia: el yo poético no busca recrear una experiencia personal, sino trazar un poderoso símbolo de nuestra realidad presente: un mundo desencantado, en la expresión de Max Weber, desprovisto de magia y, aparentemente, de mitos. Un mundo que se nos presenta por ello bajo una luz un tanto turbia. El día ha llegado, pero no es el que esperábamos. Rechazamos sensatamente lo imposible, pero, al hacerlo, sin percatarnos de ello, hemos borrado también de nuestro horizonte lo posible. ¿Era esto lo que nos ofrecía la mañana? ¿Realmente ha llegado a amanecer?

[…]

“Se han difundido ya las peores noticias”, leemos en este poemario. Y es que las promesas que no trajo la mañana han sido en su mayor parte incumplidas, sobre todo para las víctimas de una historia que pasea sus dudosos triunfos en su carro solar. De ahí que ese otro amanecer que nunca llegó se dibuje con los rasgos de un amenazador incendio, que se desea y se teme a un tiempo: “Si no muere de frío la cerillera, tendrá que incendiar lo que la adormece. Después de los años. ¿Qué rencor? ¿Qué resentimiento no va a llegar con ella? Porque hasta aquí no han tenido la más mínima suerte. Si le quedan cerillas. A estas horas de la mañana. Cualquier invierno deberá ser una hoguera. Y un alzamiento”.

El yo poético reconoce el peligro que encierra ese gesto (también el riesgo de que, a la postre, resulte inútil, o, incluso, trivial): “Confío en que no encienda esa cerilla/ a la vez confío en que la encienda/ y su chasquido traspase las paredes”. Y, con todo, este libro es también ese pequeño fósforo que borra, como un relámpago, por un instante, las sombras. Otro año del mundo nos ilumina, como nos alumbra la verdadera poesía: sin fáciles consuelos y sin vendernos una falsa transparencia, haciéndose cargo de la oscuridad que nos rodea y que tal vez nos constituye.

La percusionista Chefa Alonso y la poeta Pilar Martín Gila, durante la presentación del libro.

: : Un poema de PILAR MARTÍN GILA

Así despuntó la mañana.

Se han difundido ya las peores noticias. Y todo este ruido baja dando tumbos, encorvado, por la escalera. Cuántas ocasiones tenemos. Ahora me parece más negra la calle, más negro el largo lomo sobre el que en otro tiempo empezamos el baile. Por un momento creí,

pero todo llegará desde donde quiera que esté,
se inclinará sobre la ventana
y hará desaparecer la melancolía.

(Del libro “Otro año del mundo”. Ed. La Palma, Colección Eme)

Portada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 25 noviembre, 2014 por en ENTRADAS, PRENSA.

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.210 seguidores

Sobre nosotros

A %d blogueros les gusta esto: