ED. LA PALMA colección:eme

eme ::: ESCRITURA DE MUJERES EN ESPAÑOL

Marifé Santiago en Tam Tam Press

Por ELOÍSA OTERO

El viernes 30 de enero a las seis de la tarde, la escritora Marifé Santiago Bolaños presentará en el Teatro de la Escuela Superior de Canto de Madrid su último libro de poemas, Las constelaciones del Capitán, nº 6 de la Colección eMe de Ediciones La Palma. La presentación consistirá en un espectáculo de música y danza, en el que Marifé Santiago realizará una lectura dramatizada acompañada al piano por Héctor Guerrero, con los bailarines Gloria M. García Arambarry e Ioshinobu Navarro Sanler sobre el escenario. La entrada es gratuita, pero al estar limitado el aforo, conviene reservarla con antelación.

“Como suele ocurrir con mis libros de poemas, he ido publicando fragmentos a lo largo de varios años. Ahora, recogidos esos fragmentos y unidos a otros inéditos, se hace libro de versos y latido teatral: tres personajes de tres de mis novelas se unen en Las constelaciones del Capitán para contarse los espacios físicos, temporales y, sobre todo, metafísicos y de la imaginación y el deseo, que quieren y necesitan compartir”, explica la autora.

Esos tres personajes —protagonistas de otras tantas novelas de la autora— son “tres mujeres, amigas desde la infancia”: la arquitecta de origen sefardí de La canción de Ruth, la escritora de El tiempo de las lluvias y María Salomón, de El jardín de las favoritas olvidadas. “Esta última, que se dedica al Teatro, es quien convocará a las otras para buscar, entre todas esas constelaciones del Capitán de las que le hablaba su abuelo”, apunta Marifé Santiago, quien define este poemario como “un viaje a los rincones más íntimos del alma que, sin embargo, aparecen como los faros antiguos en los viajes del alma”.

Para entender un poco mejor el título, la estructura, las claves y el contenido de este poemario, pueden resultar esclarecedoras estas palabras que firma la autora en la contraportada del libro:

“Decía el Capitán de El jardín de las favoritas olvidadas que toda biografía alberga instantes capaces de fundar un jardín que justifique la vida, aunque no la explique. También decía que esos jardines poseen el poder de las constelaciones, pues alumbran y guían, a veces hasta la pérdida, la existencia de los hombres y de las mujeres en sus abismos, en sus gozos, en esa perplejidad que es existir. María Salomón, la nieta del abuelo Anxo —legítimo “heredero” del Capitán—, comenzó la búsqueda de tales jardines obligada por la desesperación de su propia búsqueda. La ayudaron dos amigas de la infancia que, como ellla, eran, son, personajes de novela rebelándose contra los límites de la página y de las palabras. No es extraño, por tanto, que recorrer estas constelacione del Capitán requiera una actitud poética de la que apenas hay otras claves que el inefable misterio del sueño creador”.

  • Presentación de “Las constelaciones del Capitán”
    Dónde:
    Teatro de la Escuela Superior de Canto de Madrid (Metro Noviciado).
    Cuándo: Viernes 30 de enero, a las 18 horas.
    Entrada: Gratuita. Como el aforo es limitado, la entrada se puede obtener aquí de forma anticipada: www.ticketea.com/las-constelaciones-del-capitan/

...

: : Un poema de “Las constelaciones del Capitán”

—Yo traigo una lágrima envuelta en papel de seda.
—Yo, la densidad de la bruma.—Yo os traigo una palabra, pero tendremos que apagar la luz para que la oscuridad escuche su voz.

Fuimos tres, como las Parcas, desde siempre. Sin embargo, ¿quién inicia el tejido?, ¿quién devana la madeja?, ¿seré yo quien corte los hilos?

Démosle nombre a estas imágenes para que, en la lectura, nos reconozcan:
—Soy María Salomón.
—A mí me conoceréis como la hija de Raúl.
—Aguardad: mi nombre llegará de mi rostro, pero es un rostro demasiado imperfecto como para recibir al huésped. En las orillas del Cuerno de Oro, mi nombre es Nostalgia.

Éramos niñas. Una vez éramos niñas. Luego fuimos mujeres, definitivamente mujeres, para que el tiempo se extendiera del sueño a la materia. Nunca estuvimos solas porque éramos, desde siempre, solitarias.

La que trae la lágrima envuelta en papel de seda llegó a dedicar su vida al Teatro.

La que trae la densidad de la bruma, a la Enseñanza.

La que trae, sobre su miedo y su secreto, una palabra dice buscar habitaciones donde un hombre o una mujer puedan ser felices.

Eran tres, como las Parcas. Y se prometieron sin saberlo, en la carnosa solemnidad infantil, ser cada una para las otras tejedora, devanadora, cortadora del último hilo: ellas llamaban a esa promesa apasionada “Amistad”.

Incluso cuando empezaron a ocultarse intantes básicos de sus biografías, Amistad.
Incluso cuando se separaban, cuando podrían no haberse reconocido por la calle, Amistad.
Incluso cuando se evitaron, cuando empezaron a serse incómodas las unas a las otras, cuando no se cogían el teléfono aunque nada hubiera sido más necesario, Amistad.

© Marifé Santiago Bolaños

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 22 enero, 2015 por en ENTRADAS.

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.199 seguidores

Sobre nosotros

A %d blogueros les gusta esto: