ED. LA PALMA colección:eme

eme ::: ESCRITURA DE MUJERES EN ESPAÑOL

Marifé Santiago en El Mundo

10945888_385617081612276_8024928999804711660_oPor Ignacio Amestoy

Marifé Santiago Bolaños. Filósofa, seguidora de María Zambrano. Creadora, es poeta, novelista y dramaturga. Defiende la integración de las artes. Comprometida políticamente con el proyecto de Zapatero, fue su asesora en Cultura y Educación. El próximo viernes presenta en el teatro del Palacio Bauer, de la Escuela de Canto, un espectáculo de música y danza sobre su último libro, ‘Las constelaciones del Capitán’.

Pregunta.- El Palacio Bauer, entre Pez y San Bernardo, una joya del XVIII, construido por unos banqueros hebreos…

Respuesta.- Mis personajes me han llevado a muchos sitios. En una de mis novelas, ‘La canción de Ruth’, cuando los miembros de una familia de Budapest llegan a Madrid, en un exilio exigido por la II Guerra Mundial y el nazismo, se alojan en el Palacio Bauer, al que yo he ido a disfrutar de conciertos. Sin pretenderlo, Las constelaciones del Capitán se va a presentar allí.

P.- Una presentación con un pianista, Héctor Guerrero, y los bailarines Gloria Arambarry y Ioshinobu Sanler.

R.- Creo en la integración de las artes. Hay veces que la palabra pide ser poema, novela o música. En Las constelaciones del Capitán hay tres mujeres protagonistas de tres de mis novelas que deciden encontrarse.

P.- Entre músicas y danzas…

R.- Los tres personajes lo han decidido así: escuchar poco y sentir mucho. Hay un maestro de ceremonias, la música, que marca los ritmos, y quienes nos conducen en el viaje son los bailarines.

P.- El Bauer, un palacio con aura. Allí estuvo un noviciado de jesuitas…

R.- Los espacios van mutando como los seres humanos. El Bauer es un lugar de resonancias espirituales hermosísimas, con lo que estarían muy contentos sus primeros habitantes.

P.- ¿Qué tres mujeres en ‘Las constelaciones del Capitán’?

R.- María Salomón, protagonista de ‘El jardín de las favoritas olvidadas’, en un momento determinado toma la decisión de convocar a dos amigas de la infancia: una, un personaje de ‘El tiempo de las lluvias’, y la otra, de ‘La canción de Ruth’.

P.- Es el encuentro del teatro, la docencia y la amistad, tres de sus pasiones.

R.- Sobre todo, de la amistad, que es capaz de conseguir lo imposible. Si fuéramos capaces de reproducir la actitud de generosidad que tenemos con nuestros amigos, la vida sería más sencilla.

P.- Tres mujeres, «nunca solas por solitarias».

R.- Alguien puede ser solitario y eso no significa que esté solo.

P.- El tema de la mujer le fascina. Y ahí, María Zambrano.

R.- María Zambrano llegó a mi vida intelectual cuando yo terminaba Filosofía. No es que fuera un nombre de la cultura, sino que no estaba.

P.- Y descubrimiento de «la razón poética» de Zambrano.

R.- María Zambrano nunca fue poeta, siempre se consideró filósofa. Utilizaba una metodología próxima a la poesía. De ahí que ella nunca diga poesía razonada, sino razón poética.

P.- Habla usted de «esconderse en los silencios».

R.- «Anda plácidamente entre el ruido y la prisa, y recuerda qué paz puede haber en el silencio». Se dice en un póster que lleva años colgado en mi habitación.

P.- Usted ha estado en la política sin esconderse, como asesora de Educación y Cultura de Zapatero.

R.- La vida me presentó la opción de probar una experiencia en el ámbito educativo, una pasión cultural y un compromiso, y acepté.

P.- ¿Fue buena la experiencia?

R.- Muy buena, porque te hace ser mucho más comedida.

P.- Los políticos, cuestionados.

R.- No todos son iguales.

P.- ¿Es positivo pasar por la política?

R.- Es una oportunidad que todos los seres humanos que creen en el cambio social deberían tener.

P.- Ha vuelto a la universidad. Desde la Rey Juan Carlos coordina junto a la Sorbona y la Universidad de Nueva York, el proyecto Teatro, mundo, en pie de la paz. La paz tiene una difícil puesta en escena.

R.- Difícil hoy en día y siempre. Es ese camino que los seres humanos buscamos, el de la felicidad, que no hay que confundir con la desidia y el conformismo.

P.- Paz y terrorismo yihadista. Se mira a la Alianza de Civilizaciones…

R.- Soy muy poco paranoica. Pero sigo pensando que hay un interés solapado, que tiene que ver con el miedo y el egoísmo, típicos del ser humano, cuando creemos perder espacios que hemos conquistado.

P.- Le gusta la mitología aplicada al presente. Uno de sus versos: «Hablo de una fugitiva Pandora y el mar que reclama juventud en sacrificio».

R.- La mitología no es más que el relato de los sueños de los seres humanos y cómo han ido concretándose en una dirección u otra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 25 enero, 2015 por en ENTRADAS.

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.210 seguidores

Sobre nosotros

A %d blogueros les gusta esto: